Si te gusta jugar al pádel y lo haces con frecuencia sabrás lo complicado y lo esencial que es jugar con una pareja de pádel motivada para lograr unos buenos resultados. Pues aquí te contamos unos trucos para conseguirlo.

Lo ideal en primer lugar es tener claro el motivo exacto por el qué cada uno de nosotros juega la pádel. El motivo es porque no debemos olvidar que muchos de nosotros lo hacemos por el mero hecho de lograr una satisfacción personal y no por un motivo profesional o deportivo. Aun así, verás que los consejos que vamos a enumerar te ayudarán a conseguir tener una pareja de pádel motivada y con muchísimas ganas de jugar con nosotros.

  • Controla tus gestos — Cuando fallamos (o cuando lo hace nuestra pareja) es muy común llevar a cabo gestos que den lugar a malas sensaciones sobre la pista. Malas expresiones, caras de tensión, etc. Intenta gestionarlas y que no se note que la emoción del partido puede con tu temple. Tú controlas la situación en todo momento y saca importancia a los errores. Tu pareja de pádel lo agradecerá haciendo un mejor partido.
  • Crea buen ambiente y muestra seguridad — La comunicación con tu pareja de pádel es absolutamente imprescindible pero además también lo es el crear un buen ambiente. Haz equipo, muéstrale que estás ahí para las “duras y las maduras” para que se sienta parte del partido en todo momento. Dar seguridad es también muy importante para convertirte en un líder.
  • Compañeros dentro y fuera — Para crear empatía con tu pareja de pádel no solo deberás real un vínculo dentro de la pista sino también fuera. Después de un partido, tómate algo con el o ella y disfrutar de una compañía mutuamente. Esto os unirá mucho más de lo que parece en próximos encuentros.

¿Y tú? ¿Piensas que puede faltar una clave importante a tener en cuenta para tener una pareja de pádel motivada?