¿Te apasiona la cerveza? ¿Y hacer pádel? Si es así estás de suerte, porque al contrario de lo que mucha gente piensa la cerveza es beneficiosa en algunos aspectos.

Calma la sed:

Gracias a su frescura y a las burbujas que se extienden por nuestro cuerpo. La cerveza en su mayoría es agua, que es lo primordial que necesita el deportista tras la práctica del ejercicio, pero además incluye otra serie de nutrientes que favorecen una mayor recuperación.

Ayuda a rehidratarse:

Esto se debe a que la cerveza es una fuente de agua y de calorías que ayudan a la recuperación del deportista y a una rápida y efectiva rehidratación. Facilita la recuperación de los músculos cansados o con agujetas:

Debido a su efecto antioxidante, permite una temprana recuperación del metabolismo y evita los dolores musculares que se puedan sufrir tras la práctica deportiva. Además, es un excelente diurético y antioxidante, que ayuda a mejorar el sistema inmunológico, y regula el tránsito intestinal.

Contiene minerales esenciales para la salud ósea:

La cerveza contiene electrolitos y minerales como el potasio, calcio, fosfato, magnesio, sodio, selenio y flúor. Estos elementos son esenciales para la salud ósea, la función muscular y para poder ejercitarse de manera eficaz y sin riesgo de lesiones.

 Recuperación del metabolismo hormonal e inmunológico:

El consumo moderado de cerveza contribuye a mantener niveles más altos de glucosa en la sangre y ayuda a reducir el estrés. Además, contiene maltodextrinas, carbohidratos de gran interés para la nutrición deportiva que evitan la posibilidad de hipoglucemia.

Y que pasa con la dieta. ¿No engorda?

La cerveza es una bebida natural que se obtiene de la cebada que contiene hidratos de carbono, proteínas y vitaminas en lugar de azúcares simples y grasas saturadas. Nos aporta unas 43 calorías por cada 100 mililitros, por lo que al tomar una caña estaríamos rozando las 90 calorías, 40 calorías en el caso de una cerveza sin alcohol y 120 en el de una cerveza negra. Si comparamos su valor energético con el de otras bebidas que habitualmente ingerimos, como los refrescos, zumos o batidos nos daremos cuenta de que suelen ser mucho más calóricas

¡Qué bien sienta una cerveza fresquita después de haber estado practicando deporte! ¿Verdad? La próxima vez no dudes venir a pedirte una, porque en tu club iPadel disponemos de una cafetería para que después de una partida entre amigos puedas relajarte con una buena cerveza y obtener todos sus beneficios mientras que disfrutas de buena compañía, pero recordad ¡Con moderación!

 

 

**La cerceza es una bebida alcohólica así que deberás realizar un consumo responsable.